Bienvenidos a RUEDAS4x4.com

Montaje y mantenimiento

Montaje y desmontaje de neumáticos

El montaje y el desmontaje de neumáticos son tareas delicadas que se deben confiar a profesionales especialmente capacitados y equipados. Antes de desmontar un neumático, se necesita retirar la válvula y su mecanismo para desinflar completamente el neumático. Las diferentes partes relacionadas con el montaje de neumáticos nuevos - como los plomos o pesos de equilibrado, la válvula, el tapón de la válvula y la cámara (para los neumáticos con cámara de aire) - se deben cambiar obligatoriamente. Algunos neumáticos tienen un sentido de rotación que debe respetarse durante el montaje. A veces se especifica el costado externo ("outside") del neumático. Al montar un neumático sobre la llanta, no puede exceder 3,5 bares de presión.
Al finalizar el montaje, verifique que el capuchón de la válvula quede bien ajustado, para asegurar la estanquidad máxima de los neumáticos nuevos. Por último, después de haber recorrido unos cien kilómetros, controle que los bulones de cada rueda estén bien ajustados.

Equilibrado

El equilibrado es necesario cada vez que se cambia un neumático sobre la llanta para eliminar las vibraciones y los efectos de la masa desequilibrada del conjunto giratorio. El equilibrado es necesario para los neumáticos delanteros y traseros de su vehículo. Tenga en cuenta que sus neumáticos y los órganos mecánicos de su vehículo como las suspensiones, los rodamientos o incluso la dirección, son sólo algunos ejemplos de órganos que pueden desgastarse prematuramente si sus neumáticos no están equilibrados.

Almacenamiento

No descuide el almacenamiento de sus neumáticos. Existen algunas normas básicas a respetar. A principios de la temporada invernal, cuando desmonte los neumáticos de verano, piense en identificarlos con tres letras (DED para el delantero derecho, y TRI para el trasero izquierdo, etc.). De esta manera, podrá montarlos correctamente a finales del invierno.
Por supuesto, lo mismo es válido para los neumáticos de invierno. Piense en limpiar los neumáticos y quitarles las piedrecitas aisladas entre las ranuras. Guarde los neumáticos en un lugar seco y fresco, protegiéndolos del sol y de la luz.

El mantenimiento regular es una forma simple y poco costosa para prolongar la vida útil de los neumáticos.

Hay que tener cuidado con el mantenimiento que puede ser competencia del conductor o, en los casos más complejos, de los profesionales. 

Aquí tiene una serie de sugerencias que puede consultar para prolongar la vida útil de sus neumáticos en correctas condiciones.

  1. Control periódico de la presión de los neumáticos montados para que corresponda a las indicaciones del fabricante; se necesita un control de las válvulas (especialmente después de haber hinchado los neumáticos) y la sustitución de los tapones de las válvulas que faltan.

  2. Verificar siempre la condición de los neumáticos y tener cuidado con eventuales cortes o daños en los flancos del mismo neumático.

  3. Control periódico del desgaste de los neumáticos, especialmente el desgaste de la banda de rodamiento y la presencia de cuerpos ajenos como clavos, piedras o cualquier objeto que pueda disminuir la seguridad del neumático.

  4. Si las bandas de rodamiento presentan un desgaste irregular es importante que su taller mecánico haga un control de los frenos.

  5. En caso de vibración o de desgaste irregular del neumático, realizar el ajuste de las ruedas y verificar el agarre del coche.

  6. Conducir con cuidado es muy importante para que sus propios neumáticos duren más y en mejores condiciones.

  7. Recomendaciones generales:

    • Evitar los choques de los neumáticos contra los bordes como por ejemplo las aceras.

    • Evitar superficies manchadas con grasa, aceite u otras sustancias químicas.

    • No girar las ruedas en los vehículos dotados de servodirección cuando estén parados.